Autogestión del aprendizaje

 

  • Se refiere al proceso por el cual los estudiantes activan las cogniciones, afectos y conductas que están sistemáticamente orientadas hacia la obtención de las metas académicas.
  • Comienza con la planificación del estudio, seguido por la organización del trabajo y la realización comprometida de las actividades, terminando con la autoevaluación de lo aprendido.
  • Los estudiantes autorregulados son capaces de mantener la motivación, de fijarse expectativas realistas respecto de sus propias metas y de los resultados que pueden alcanzar y de cambiar lo que vienen haciendo si no les resulta efectivo.

 

Un estudiante autorregulado toma el control sobre su proceso de aprendizaje: encuentra y mantiene su motivación, se fija metas desafiantes y alcanzables, busca apoyos técnicos o personales, se planifica, reúne todo lo que necesita para estudiar, utiliza diferentes técnicas de estudio, tiene buenos hábitos, se autoevalúa y está abierto a cambiar la forma de hacer las cosas.

 

  • Asiste a clases de forma regular y participa activamente en ellas.
  • Crea un horario semanal que considere tus actividades académicas como no académicas.
  • Fíjate metas de aprendizaje que puedan ser logradas en pasos sucesivos, y priorízalos.
  • Estudia regularmente y busca diversas técnicas y apoyos según el tipo de tarea académica.
  • Averigua qué sabes y cómo lo sabes: autoevalúate.

 

 

Compartir: LinkedIn