Bienestar y Motivación

 

La motivación es el estado interno que nos anima a actuar, nos dirige en determinadas direcciones y nos mantiene en algunas actividades; es el ingrediente esencial que hace que seamos capaces de aprender algo. Además, la motivación es responsable de que continuemos aprendiendo, ya que los procesos cognitivos necesarios para el aprendizaje son voluntarios y están bajo el control de la persona (Rivera, 2014).

En la universidad, muchas veces solemos enfocarnos solamente en lo académico, dejando de lado actividades que nos provocan bienestar, que contribuyen al autocuidado y que nos permiten sentirnos mejor, más felices y con más ganas de aprender.

 

En esta sección encontrarás material que puede
contribuir a aumentar tu bienestar y motivación.

 

 

  • Haz ejercicio: El ejercicio no solo ayuda a mejorar la salud física, sino también la salud mental.
  • Ríete: El viejo dicho “la risa es la mejor medicina” es realmente cierto. La risa aumenta las endorfinas, alivia la tensión, alivia el dolor y mejora tu estado de ánimo. La risa también mejora nuestro sistema inmune porque los pensamientos positivos liberan neuropéptidos que ayudan a combatir el estrés.
  • Conéctate con tus seres queridos: La conexión es un aspecto importante de la vida, ya que todos somos seres sociales. Puedes escribir una carta, llamar a un amigo o recordar a tu familia. La conexión social nos ayuda a salir de nuestras propias preocupaciones.
  • Duerme lo suficiente: Que el sueño sea una prioridad es importante. Cuando no dormimos lo suficiente, nuestros cuerpos producen una hormona del estrés llamada cortisol. Con el tiempo, la privación crónica del sueño puede causar una variedad de problemas de salud física y mental, que van desde dolores de cabeza y aumento de peso hasta depresión y ansiedad.
  • Practica ejercicios de respiración profunda o meditación: La respiración profunda y la relajación nos obligan a prestar atención a lo que nuestro cuerpo y nuestra mente están haciendo. Para algunas personas de 5-10 respiraciones profundas son suficientes para relajarse, mientras que otros prefieren meditar. La relajación muscular progresiva es una excelente forma de tomar conciencia de tu propio cuerpo a medida que aprendes a relajarte.

 

Fuente: http://blog.learntolive.com/5-everyday-activities-to-help-relieve-anxiety/

 

Compartir: LinkedIn